A vueltas con los pescadores marranos

pescadores_marranos1El domingo 29 de Marzo, en uno de mis paseos matutinos decidí encaminarme hacia el puente, recordé que en Octubre había escrito un relato sobre la basura que dejan acumulada los pescadores en la orilla del río, para que se lleve la riada las bolsas que arriman a los árboles los que son medianamente curiosos, que hay otros que ni siquiera se molestan en recoger la basura en bolsas, la dejan tirada por la zona que han estado pescando.

Fui al mismo sitio que había hecho la foto en Octubre y pude comprobar que aunque la riada se había llevado algo de basura, todavía quedaban muchísimas bolsas amontonadas por la orilla, una verdadera pena, un autentico desastre ecológico.

El caso es, que en vista de cómo estaba la orilla al otro lado del puente, decidí retroceder y cuando me asome a la orilla al lado derecho. Esto que ven es lo que vi, y se me entristeció el alma al ver semejante desidia.

pescadores_marranos1
Como puede haber gente tan marrana, por no usar una palabra mas dura, este tipo de personas, tendrán su casa llena mierda porque no se explica si no ser tan guarro.

Como pueden destrozar de esa forma un paraje tan bello como este.
Pero el pescador de turno o seria mejor decir el marrano de turno, no tiene sensibilidad. Viene predispuesto a llenar el entorno donde este, con toda la basura que trae en bolsas de plástico. En lugar de recoger toda la porquería que ha generado meterla en bolsas y metérsela en el coche para tirarla a un contenedor, pues decide dejarlas esparcidas por la orilla, para que cuando venga una riada se las lleve el río. Eso piensa el ladino pescador marrano, sin darse cuenta que el río rara vez llega a esa altura donde ha dejado sus porquerías.

pescadores_marranos2

Lo malo es que este tipo de depredadores, cuando encuentran un sitio bello, de fácil acceso al río, con el pueblo cerca, por si les falta algo, vuelven, y cada vez que vienen a pasar el día, dejan sus desperdicios tirados por la zona donde han estado, orinan defecan tiran latas abiertas y botellas de cerveza de cristal, aparte de esparcir sus bolsas de basura por el entorno.
Y no piensen ustedes que cuando vuelven se ponen en el lugar sucio que han ensuciado ello no… que va, se ponen en un sitio limpio, cuanto mas limpio mejor. Pero tranquilos cuando ellos se marchen volverán a dejar todas sus mierdas en el lugar que un día estuvo limpio. Y que cuando ellos se van queda como un estercolero.

Recuerdo que en el Pirineo cuando acampas en una zona de libre acampada, suele venir un trabajador del ayuntamiento y te cobra una cantidad de dinero según el número de personas, por hacer uso del entorno. Además hay carteles por todos los lados recordándote que no tires la basura en cualquier sitio. Pues no estaría de más que aquí se hiciera lo mismo además de recaudar un buen dinero se controlaría mas el uso que hacen los pescadores y acompañantes de la zona que utilizan para su afición, además se controlaría el número de visitantes.

Señores pescadores-marranos, basta ya de dejar sus porquerías debajo del puente de Sástago, llévense sus porquerías a su casa o deposítenlas en un contenedor, dejen el entorno limpio como lo encontraron la primera vez que vinieron a nuestro pueblo y si no ha de ser así no vengan, no queremos que vengan pescadores que no saben respetar el entorno.

pescadores_marranos3

Ya funcionan algunas cámaras, sobre todo en el entorno del puente que advierten de la presencia de gente en el lugar y la Guardia Civil acude para comprobar licencias, matriculas de coches y evitar que hagan fuego en el lugar.

Queremos pescadores que sepan cuidar el entorno que respeten la vida, gente profesional que pasa un día en la naturaleza y deja el entorno igual que se lo encuentra, limpio como si no hubiese estado en el lugar.
Ese tipo de pescadores son los que queremos. Repetirles a los pescadores-marranos que no nos hace falta que vengan a nuestro pueblo a ensuciarnos nuestro entorno, que se queden ensuciando en sus lugares de procedencia.

Es indignante ver la falta de respeto de los que dicen ser pescadores y no lo son y sus acompañantes, hacia un entorno bello y salvaje como puede ser una vegetación de ribera, no solo por la cantidad de basuras que dejan en el lugar, sino por los destrozos que hacen en el sitio que deciden pasar el día y arrasar todo lo que encuentran, árboles arbustos, matorrales, en fin todo lo que hay en varios metros a la redonda de donde ellos se sitúan, queda destrozado como si pasaran las huestes de Atila.

Que algo o alguien impida a esta gente que campe a sus anchas, que se pongan en uso las cámaras al cien por cien y que identifiquen a estos personajes.

Les emplazo a todos los que lean este relato a darse un paseo hasta el puente asomaos y mirar las orillas a ambos lados del puente.