El fútbol de hoy en Sástago

Después de varios años sin fútbol en el pueblo, un entusiasta grupo de jóvenes lo hizo renacer. En principio, componiendo un equipo de fútbol sala. Por distintas problemáticas resultó un tanto efímero. Mas, el empeño de algunos de ellos les llevó a canalizar la afición de otros jóvenes, materializándola en un equipo federado de cadetes -base del actual equipo de juveniles formado esta temporada. Además, es de suponer, su gusanillo por jugar les animó, la temporada pasada, a formar equipo de regional, quedando inscritos en el grupo IV de Primera Regional. De paso, despertaron la, desde hacia tiempo dormida, S.C.D. SASTAGO.

Va para dos años el tiempo que, con bastante asiduidad, llevo acudiendo al campo municipal “J. Minguillón” para ver los partidos que allí se juegan. A lo largo de estas casi dos temporadas, me resulta muy grato confirmar la apreciable evolución positiva del equipo. Realmente digna de reseñar.

Renqueantes fueron los inicios, la temporada pasada constituyó una prueba de resistencia, de sufrimiento, no exenta de sinsabores con algún que otro desengaño y desencanto. Circunstancias éstas que bien pueden llevar al fracaso de cualquier proyecto. Mas, sabiendo sobrellevarlas, también enseñan y, poco a poco, se pueden ir tornando en esperanza.

Afortunadamente, este joven grupo, lejos de dejarse arrastrar por la inercia de las penalidades pasadas, aprendieron de ellas. Y, actuando en consecuencia, con entereza, criterio y fe en su proyecto, acometieron la presente temporada con renovadas fuerzas. En recompensa, están empezando a recoger los primeros frutos. Indicadores significativos pueden ser los deportivos: orden en el juego, situación, ocupación del campo, apoyos… y, sus efectos, los resultados.

Si importantes son los anteriores, me agrada sobremanera destacar su filosofía a la hora de concebir y practicar este deporte. Basándose en una buena convivencia, el compañerismo, la disponibilidad, su altruismo, su defensa de la deportividad… disfrutan con lo que hacen y están consiguiendo un envidiable espíritu de equipo. Espíritu que, entre otras, hace limar asperezas, comprender, minimizar y resolver situaciones problemáticas, mantener la esperanza, sacar fuerzas de flaqueza… Camino inequívoco para conseguir frutos y aspirar a metas importantes.

Es por todo ello que deseo felicitarles con verdadera admiración, agradecerles que nos dejen participar y disfrutar de su proyecto. Alentándoles a continuar en la línea marcada por sus lúcidos filosofía y espíritu.

Con todo, mal que nos pese, la dicha no termina de ser completa. Convendréis conmigo si digo que la actual etapa del fútbol en Sástago, tiene una asignatura pendiente: Difícil resulta al parecer, posiblemente por no depender directamente de vosotros, conseguir que el público acuda al campo. Público que, aunque dicen que no gana partidos, en vuestras experiencias por esos campos de la categoría, podéis constatar que ayuda. Ayuda con su apoyo incondicional, su calor, su estímulo, sintiendo los colores que defendéis y seguro que en cierta medida, cuando menos en número, echaréis en falta.

Sirva este comentario de llamamiento al sastaguismo. Sirva de invitación para todos aquellos que tienen afición futbolera, merece la pena ir al campo, las cosas están pintado bien, con destellos de buen juego, se disfruta y merecen nuestro apoyo. Sirva también para dar, auque cariñoso y virtual –no podría ser de otra manera-, un pequeño tirón de orejas a aquellos que, en otro tiempo, gozaron del calor, el estímulo y apoyo incondicionales del público y hoy se manifiestan un tanto remisos a la hora de salir al campo a darlos.

Termino reiterando mi felicitación y agradecimiento. Y, por lo que respecta al público, si habéis sido capaces de resucitar y congregar en vuestro entorno a gran número de jóvenes y chavales, seguro que encontraréis alguna fórmula para conseguirlo.

Texto: Usuario Andavelo de www.sastago.com